sábado, 21 de diciembre de 2013

¡Oh, Nanna!


Los miembros de PYLAR visitaron in illo tempore un ancestral dolmen construido hace más de cuatro mil años. En este sempiterno Lugar de Poder, LenguaDeCarpa y Bar-Gal volvieron a realizar una antigua y olvidada ceremonia para despertar las fuerzas telúricas que yacen dormidas desde los Tiempos Remotos.

Nuestra Diosa Madre se elevaba en el cielo. La danza comienza para regresar al útero y volver a nacer... volver a renacer... y así conocer... y así reconocer. Los cánticos del monje Rasputín en lenguas preindoeuropeas invocan arquetipos sonoros que solo el iniciado puede contemplar en toda su magnitud.

Avanza. Avanza y Recuerda. Nuestra madre clama y acudimos a la llamada. Contempladla. Contempladme. Porque yo soy El Más Anciano de los Errantes...



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email